Toma el control de tu tiempo y pasa a la UdeA con la técnica del Pomodoro

Preparados, listos… ¡Ya! Es momento de hacer que pasar a tu especialidad soñada en la Universidad de Antioquia se convierta en una tarea sencilla. Aunque sabemos que el momento de presentar el examen de admisión está cada vez más cerca, estás a tiempo de implementar en tu estudio técnicas que te ayudarán, sin duda alguna, a administrar de manera más efectiva tu tiempo. 

Se ha comprobado que la mejor opción para mantener una buena productividad es trabajar períodos más breves concentrados y combinar estos con momentos de descanso, ¿por qué? Como siempre, la respuesta está en nuestro cerebro. Por esta razón, la técnica del Pomodoro se ha convertido en la más eficaz al momento de estudiar y acá te explicamos por qué y cómo implementarla. 

Técnica Pomodoro: es un método efectivo y práctico para la administración del tiempo; este se apoya en el uso de un reloj para poder dividir el tiempo dedicado a cada actividad en intervalos de tiempo de 25 minutos (pomodoros), separados por pequeñas pausas donde la mente logra descansar y relajarse. 

El método se basa en la idea de que las pausas frecuentes pueden mejorar la habilidad mental y es que la posibilidad de brindarle a nuestro cerebro pequeños respiros, no solo ayuda a la concentración, sino también a eliminar el estrés. 

Por eso, entre las muchas ventajas que tiene este método en nuestro día a día, está la distribución de tiempo en las actividades, proyectos y asuntos personales permitiéndonos un mejor control de todas ellas. Además, el método del Pomodoro crea un ambiente que propicia nuestra concentración y nos ayuda a tener menos interrupciones y más tiempo para nuestro espacio personal. Para que esta técnica sea más efectiva te recomendamos seguir estos pasos: 

  1. Elige una tarea para completar.
  2. Ajusta un temporizador a 25 minutos.
  3. Trabaja en la tarea hasta que pasen los 25 minutos.
  4. Toma un pequeño descanso de 5 minutos.
  5. Repite los pasos del 1 al 4.
  6. Después de cada cuatro pomodoros, tomar un descanso más extenso, de unos 20 minutos o más.

Aprende a proteger el pomodoro, es decir, no permitas que ninguna de las distracciones externas que puedas tener, haga que pierdas la concentración en lo que realmente estás haciendo. En caso de que pase en algún momento, anótalo para saber cuántas veces en esos 25 minutos sentiste que necesitabas concentrarte.

En los 25 minutos de cada intervalo de tiempo incluye algunos minutos para recapitular y revisar lo que hiciste. Después de saber cuántos pomodoros te lleva cada actividad, podrás organizar tu tiempo y así sabrás cuánto tardarás en hacerlo todo. ¡Pronto lograrás ver los resultados! 

Ahora que ya conoces una nueva técnica para estar cada vez más cerca de cumplir tu sueño de ser especialista en la UdeA, ¡te invitamos a ponerla en práctica!

0 comentarios

Enviar un comentario

Whatsapp FR
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?